RSS

Guntor – S.A.S. (Sociedad Afgana Secreta) – Roshaniya – Assassins

sddefault

Los Roshaniya (Los Iluminati de Oriente)

 El siglo XVI vio el surgimiento de una sociedad muy poderosa fundada sobre un culto secreto en las montañas de Afganistán, Los Roshanya o “Los Iluminados”. Referencias de la existencia de esta mística fraternidad datan desde la época de la Casa de la Sabiduría en El Cairo hace varios cientos de años antes. De hecho, los Roshaniya son una aparición tardía del antiguo culto de los Assassins.

El primer personaje nombrado en la historia del culto es Bayaceto Ansari de Afganistán, cuya familia afirmaba descender de los Ansar (Los ayudantes que asistieron a Mahoma después de su huida de  La Meca hace 1400 años). Como recompensa por su servicio, dijo, que a sus ancestros se les concedió la iniciación en los misterios de la religión Ismaelita, la doctrina super secreta que data desde la reconstrucción de Abraham del Templo de La Meca, el místico Harem.

Sin embargo, el padre de Bayaceto era conocido por ser muy tradicional como cualquier persona de la región por lo que el rápido ascenso de la secta tuvo que ver directamente con Bayaceto y no con sus ancestros, quien tras un periodo de preparación para el sacerdocio normal fue convertido a su nueva doctrina por un misionero de los Ismaelitas, los sectarios poseedores de la mencionada doctrina secreta, supuestamente heredada en la familia del profeta quienes mantuvieron logias ocultas en todo el mundo del Islam y de las que también afirman (después de las cruzadas), haber penetrado con sus ideas incluso en España, Alemania, Francia y Gran Bretaña.

“Los Iluminados” pronto se convirtieron en más que un dolor de cabeza para los gobernantes de Afganistán, los gobernantes del Imperio Mongol de India y sus vecinos persas. No muy lejos de Peshawar, que ahora está al noroeste de Pakistán, Bayaceto estableció una pequeña escuela donde entrenó cuidadosamente a quienes habían sido iniciados por él en el conocimiento de los sobrenatural, como él afirmaba.

illuminatiCada candidato debía pasar un perido de prueba durante el cual entraría en periodos de ocultación o meditación conocidos como Khilwat o Silencio. Durante ese periodo el candidato debía recibir la “Iluminación” que emanaba del Ser Supremo, quien deseaba una clase de hombre o mujer perfecto/a para encargarse de la organización y dirección del Mundo.

De esta forma, Bayaceto reunió en un periodo de 3 años alrededor de 50 discípulos leales, quienes habían sido entrenados en obediencia y a quienes, según dicen, se les había mostrado un método por el cual podían liberar sus poderes internos y pasar a cumplir las órdenes de sus superiores. Estás órdenes, de acuerdo a lo que dicen sus enemigos,  era que toda la secta se convertiría en bandidos para aprovecharse de todo el mundo y todos aquellos que no podían identificarse por sus señales secretas eran sus víctimas legales y lícitas.

Hay poca información disponible de las otras ramas, pero 3 cartas dicen haber sido escritas de una rama a otra que contienen un plan para remodelar todo el sistema social mundial, empezando por tomar el control de cada país,  uno por uno.

¿Y dónde hemos escuchado eso antes?

nwo_seal1Lo hemos escuchado de cada una de las historias de todas las diferentes sectas del misterio de Babilonia, que en su apariencia externa parecen ser diferentes unas de otras, pero a nivel esotérico comparten la misma religión, el mismo designio, la misma ambición, el mismo objetivo, todos obrando hacia el mismo fin… y el Fin, siempre… siempre! Justifica los medios.

Si hay algo que ha sobrevivido al paso del tiempo son los grados de iniciación, el primero fue Salik (Buscador), seguido por Murid (Discípulo), Fakir (Humilde devoto),  Arif (Iluminado), Khwaja (Maestro),  Emir (Comandante), Imán (Sacerdote) y “Malik” (Jefe o Rey). Esta sucesión no sigue el patrón usual de ascenso en las místicas sociedades secretas musulmanas, los Tariqas, y parecen haber sido ideados especialmente para esta (Roshaniya).

En los 3 primeros grados el candidato se perfecciona mediante repeticiones de ciertas frases que, se creía, poseían cierto poder. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Rabba (Señorío).
  • Aferinna (Creación).
  • Hayya (Vida).
  • Hafida (Protección).
  • Ouwwaya (Absoluto Poder).

Estas palabras (todas árabes o persas) si eran repetidas con una meditación profunda se creía que el poder correspondiente entraría en el devoto.

Ninguna deidad era adorada, pero se creía que había un poder supremo universal que era conocido por la suma de cada uno de sus poderes: Señorío, Protección, etc…. Un tipo de panteísmo que funciona en las actuales místicas sociedades secretas. Y que cuando uno había meditado sobre todas ellas y se habían convertido en los poseedores de las invocaciones, sería a partir de entonces un hombre de Absoluto Poder.

illuminati_logo_3317

El Iluminado de 4º grado era quien podía lograr, durante los rituales, la identificación completa con este poder universal y ser guiado por éste en todos sus actos. Se decía que él era capaz de comunicarse con los supervisores ocultos y desconocidos. Esto significaba que aparte de la orientación del Jefe, era libre de buscar su propio placer en la vida, ningún lazo social o teológico lo limitaba

Es en ese grado, cuando el Arif podía realizar actos asombrosos y mágicos, influir en el mundo físico y conocer los secretos de otros. Los grados de Maestro, Emir, Imán y Malik estaban reservados para los iniciados de más alto nivel. Cualquiera del grado de Imán o superior podía fundar su propia Logia y formar sus propios discípulos.

Bayaceto decidió trasladar su cuartel general a las montañas más inaccesibles de Afganistán, donde construyo un castillo grande y lujoso, y donde dirigió sus operaciones militares y delictivas diseñadas para conquistar el resto de Oriente. Sus misioneros fueron enviados a lo largo y ancho del mundo, extendiendo el culto entre los comerciantes y militares.

El vino embriagador de este éxito afectó a la prudencia del jefe Iluminado (Bayaceto) más de lo que debería ya que sus demandas se volvían más y más extremas y públicas.

Predicaba que no había vida después de la muerte, no había recompensa o castigo, sólo un espíritu completamente diferente a la vida terrenal, los espíritus que pertenecían a la Orden podían seguir divirtiéndose con los poderes terrenales, actuando a través de los miembros en vida, pero eso era todo. La predicación del “Vampirismo espiritual” parecía deleitar a sus seguidores tanto como enfurecer a sus enemigos.

Coman!, Beban!, Cásense!, Adquieran poder!, ocúpense de sí mismos!, no tienen lealtad a excepción de la Orden, les dijo.

Bayaceto se adjudicó el título de: Pi-i-Roshan (Sabio de la Iluminación) y fundó una ciudad en Hashtnagar que iba a ser el centro desde el cual el Iluminismo se extendería por todo el mundo.

Al final, el Imperio Mongol decidió que había que hacer algo respecto al poder extendido de los militantes místicos de las montañas de Hindu Kush, el gobernador de Kabul arrestó a Bayaceto y lo hizo desfilar por las calles mientras lo golpeaba públicamente para demostrar que no era un ser sobrenatural, pero este gobernador, Moshin Khan, estaba bajo la autoridad de su guía religioso, Sheik Hatari, que pudo haber sido un miembro de los Iluminados, el cual dijo al gobernador que Bayaceto era indudablemente un hombre de grandes y sagrados logros, y le permitió escapar.

Las humillaciones a las que fue sometido hicieron brillar aún más su Iluminismo, junto a sus numerosos seguidores se retiró a la tribal Tirah, donde formó un ejército, que es aún recordado por su fervor y misterio. Anunción que India y Persia serían arrasadas por sus tropas, pero para ese fin, muchos más debía ser instruidos en los grados de Iluminación, y cuando estuvieran listos, Bayaceto acompañado por sus Halka (Derviches) se dirigiría a la exuberante región de la India. Pero fue interceptado por Moshin Khan y murió en la batalla.

Su hijo, Omar Ansari, se proclamó líder e inmediatamente ordenó un ataque sobre la tribu Pathan de los Yusufzai-Yusefzai, quienes se habían aliado con los Mongoles.

Omar Ansari fue asesinado por los montañeses y su hijo “El Sirviente Único” asumió el liderazgo. A mediados del siglo XVII este joven murió defendiendo su castillo contra un ejército expedicionario Mongol. Su pequeño hijo escapó con algunos de sus seguidores hacia el interior de Afganistán, donde el culto fue reanudado.

Los descendientes de Abdul-Qadir (Sirviente del Poderoso) continuaron dirigiendo a los fanáticos y enviando a sus maestros a lo largo y ancho de la región. El credo se escindió en 2 grupos, los militares y los religiosos y actualmente se cree que sólo sobrevivió el grupo de los religiosos y que aún siguen siendo un culto secreto, que posiblemente, dadas las condiciones adecuadas encendió la chispa de un movimiento tan importante como los Assassins.

40 años después de que el último líder religioso-militar de los Afganos Iluminados muriese, una sociedad con el mismo nombre (Los Iluminati) nació en Alemania, fundada, se dice, por Adan Weishaupt. Coincidencias en fechas y creencias conectan a estos Iluminati bávaros con los Afganos, en realidad son todos iguales.

El comienzo del siglo XVII vió la fundación de los Iluminados de España: “Los Alumbrados”. Del cual surgió un nombre, Ignacio de Loyola, inmune al enjuiciamiento, arresto o acusación de cualquier rey, príncipe o sacerdote, como el líder de una de las sociedades secretas más poderosas jamás organizadas… La Compañía de Jesús (actualmente conocida como Los Jesuitas)

Y a partir de aquí… la historia seguirá escribiéndose en las calles del Londres Victoriano.

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: